-052- INSULTERS "We Are The Plague" LP

by TRABUC RECORDS

/
1.
2.

about

Primera referencia en vinilo de las hordas oscuras de Sabadell, Catalunya, 11 cortes en la cara de pura crudeza sónica, un conjuro nihilista y anti-religioso de metal áspero y frio, con toques black y thrash y regusto viejo. El disco perfecto para invocar a la oscuridad y luchar contra el bien.
400 copias en vinilo negro, funda negra interior e insert.
100 copias en vinilo rojo, funda negra interior, insert y parche bordado para pedidos directos.

Grabado y masterizado por Javi Félez en los Estudios Moontower (Graveyard, Ataraxy, Avgrunn, Morbid Flesh, Korgull The Exterminator, etc)
www.moontowerstudios.net
Diseño a cargo de César Valladares (Necropsy, Eroded, Marthyrium, Noitébrega)
www.cesarvalladares.com
Co-editado con Equinox Records.

Pide tu copia aquí:
www.musikaze.com/es/musica/sellos/tienda.php?cod=6712&cat=1&bscr=insulters

****************************************************************************

First vinyl output from these dark hordes from Sabadell, Catalunya, containing 11 tracks of pure sonic rawness, a nihilist and anti-religious spell in the shape of cold and harsh metal with black and thrash hints and old smell.
400 copies on black vinyl, black paper inner bag and insert.
100 copies on red vinyl, black paper inner bag, insert and embroidered patch for direct orders.

Recorded and mastered at Moontower Studios by Javi Félez (Graveyard, Ataraxy, Avgrunn, Morbid Flesh, Korgull The Exterminator, etc)
www.moontowerstudios.net
Artwork by César Valladares (Necropsy, Eroded, Marthyrium, Noitébrega)
www.cesarvalladares.com
Co-released with Equinox Records

Get your copy here:
www.musikaze.com/es/musica/sellos/tienda.php?cod=6712&cat=1&bscr=insulters




RESEÑAS/REVIEWS:


“We Are The Plague” me obliga a pensar que Insulters, sin lograr un sonido único y totalmente personal, han definido con claridad más su estilo. Si en las demos “Skull Krushers” (2008) o “Black Vomit” (2009) [ambas comentadas en esta web] aquello era un revoltijo de sonoridades extremas, su primer disco diluye más todo ese puré sonoro entre el Thrash, Death y Black que sacan en el local Insulters y deja un pulido resultado en absoluto irregular en los nuevos temas indudablemente más claro e, incluso, satisfactorio que antaño.

Y lo puedes comprobar en la rescatada “Burn the Chruch”, único tema regrabado imagino para no sobrecargar los surcos en su edición en vinilo, ya que hay edición vinilo, si bien no hubiera estado de más algún tema extra para el CD, ya que treinta minutos se pasan muy rápidos. Ninguna de las pistas llega a los cuatro minutos.

Último tema, el citado “Burn the Chruch” que junto a “Children Of Judas” suenan totalmente deathmetaleros; ese Death Metal crudo, primitivo y de los noventa que alcanza su culmen con “Midnight Worshippers”, incluyendo en “Curse The Sun For Rising” o “Lucifer Say Die” las guitarras más Thrash Metal de una grabación que logra sonar pulida y compacta gracias al trabajo de grabación en Moontower Studios (Barcelona), que imagino os sonarán porque por allí han pasado canciones de Necroven, Primigenium, Körgull The Exterminator, Avulsed, Morbid Flesh, Nakkiga, Lux Divina o Ataraxy.

El aire más pesado con inmejorables melodías oscuras lo podemos escuchar “No Mercy In My Grave” y con un punto más desquiciado por las voces ligeramente blackers de Vomitor y las comentadas guitarras thrashers que si duda agradarán a quienes no busquen ningún tipo de evolución sonora en unos temas sin tecnicismos y que no suelen sobrepasar los tres minutos de duración.

La edición en CD ha corrido a cargo de los alemanes Unholy Prophecies, imagino que lo más cómodo tal vez sea contactar con el grupo para hacerte con una copia de él, pero para España “We Are The Plague” se ha editado en vinilo entre Trabuc Records (Valencia) y Equinox Discos (Zaragoza) con esa llamativa portada (y contraportada diferente) creada por César Valladares (que también les hizo la portada del recopilatorio), ilustrador que ha trabajado con las leyendas Asphyx, los Graveyard donde Javi, propietario de los Moontower Studios, toca la guitarra o los entrevistados en esta web Aboriorth o Marthyrium.

www.friedhof-magazine.com/criticas_detalle.php?id=3152

****************************************************************************

"Wow, vaya primer álbum que nos presentan desde tierras catalanas estos 4 maniacos llamados Insulters. Grabado, mezclado y masterizado en los Moontower Studios de uno de los gurús de nuestra escena, el Sr. Javi Bastard que poco a poco se va haciendo un nombre cada vez más grande y no sólo por su zine el Hellspawn, sino por la calidad de los trabajos que está atesorando.

Estos 11 temas (incluyendo Intro) y divididos en 2 caras como antiguamente debido al formato, suponen un nuevo escalón que la banda ha subido en relación a su último trabajo, el Split que editaron en el 2011 con los Nocturnal Hell (anteriormente habían editado un par de demos, una en 2008 y otra en 2010). Este “four-piece” ha ido madurando su sonido hasta llegar a sonar como las primeras formaciones en las que no había tantas distinciones y todo era simplemente extremismo ya fuera Black, Death o cualquier otra cosa. Puedes escuchar su base Black pero todo ello aderezado con Thrash, Death y algo de Punk (o macarrismo si lo prefieres llamar así). 'We Are The Plague', es un trabajo maduro, de sonido potente y sucio a la vez.

El mismo 'We Are The Plague' es el primer corte a la que da paso la intro que me ha traído a la mente aquella mítica del “Hell Awaits” de la época dorada de los Slayer que por cierto, no es la única referencia que hay al grupo de Araya & Co a lo largo y ancho de estos algo más de 30 min. Volviendo a la pista que da título al disco, empieza con la batería seguida de un bajo corrosivo y destructivo a la que después de un “stop & go”, se unen rápidamente las guitarras y las voces en un tema directo de riffs simples pero muy efectivos y letras que parecen una oda al “metalhead”. Le sigue la antirreligiosa “Dynamite the Mosque" con un estribillo adictivo y “pegadizo” y Decadence” la más corta del plástico y que incluye una sección a medio tempo quizá algo más orientada al Death Metal. También destacaría “Curse the Sun for Rising” buena canción en el que brillan sus influencias Thrash Metal (nuevamente el espíritu de los Slayer se hace patente), “Midnight Worshippers” un martilleante corte que no permite descanso ni deja títere con cabeza... “Children of Judas” contiene un comienzo lento y enseguida pasa a convertirse en un auténtica apisonadora que enlaza con la final y rápidisima “Burn the Church”, que desata los infiernos y reventará tu cerebro si no la ha hecho ya con anterioridad.

El “artwork & layout” de Cesar V. es sobresaliente, en blanco y negro, muy al viejo estilo (algo habitual en todas las ediciones de Insulters) y en conexión con la oscuridad de la banda y sus letras basadas en la blasfemia, la violencia, la muerte… ¡¡el metal y la bebida!!

Trabuc Records y Equinox Discos han colaborado y se han repartido a la vez, las distintas ediciones de esta edición, que ha salido tanto en una tirada de 600 LP’s (100 de los cuales son en color rojo con un parche de regalo) como en K7 que además viene con un poster como extra. La Diabolus Productions se ha ocupado de la edición en CD y también en LP aunque sólo para el continente Americano."

www.pitchline-zine.com/reviews.item.php?id=002868

****************************************************************************

"Tras varios años moviéndose a nivel underground a base de conciertos, demos, splits y ediciones menores, aquí nos llega el combo catalán con su primer larga duración de nombre “We Are the Plague”. A pesar de conocer de su existencia gracias a flyers y algunas referencias aparecida en fanzines, no había tenido la oportunidad de escuchar a la banda todavía. Empero, me he encontrado justamente lo que me esperaba al poner a girar el cd: death old school con ramalazos thrash y proto black metal, onda primeros BATHORY, SARCÓFAGO, POSSESSED o NIHILIST.

Dejan claras sus intenciones desde el primer corte homónimo, que bien podría estar facturado a principios de los 90 en Estocolmo. No se andan con chiquitas y entran a degüello en la mayoría de los cortes, caso de “Dynamite the Mosque”. A nivel vocal nos encontramos con las tesituras que le quedan mejor a este estilo, ni muy guturales ni muy nítidas, sino bastante rotas y adecuadamente imperfectas. Blasphemic Vomitor (así se llama el voceras) no abandona el estilo en ninguno de los cortes, desmarcándose de vez en cuando con algún “ugh” en la más plena tradición Tom G Warrior. Musicalmente no encontraréis aquí ninguna sorpresa, aunque si os habéis puesto un cd de esta gente es que tampoco estáis buscando algo que no sea death metal old school, podrido y maloliente. No obstante, os encontraréis algún que otro arrebato más thrasher, caso de “Decadence”, que en su meridiano se decanta por un ritmo rompecuellos que queda de fábula. Que los temas no superen los 3 minutos en su mayoría da buena cuenta de la propuesta directa de estos catalanes, que básicamente tienen los huevos pelados en esto del metal extremo old school. No en vano, entre las filas de INSULTERS encontramos a gente de agrupaciones altamente respetadas dentro del underground patrio como son GRAVEYARD o MORBID FLESH.

En un corte como “Lucifer Say Die” demuestran como no hace falta muchos malabarismos para componer un tema repleto de buenos riffs y cambios de ritmo, todo ello bien empastado y dentro de una planteamiento de lo más directo. Para más inri, el disco no se desinfla en ningún momento, es más, dos de los temas que más me han molado son los dos últimos, “Children of Judas” y “Burn The Church”. Sin duda, se agradecen este tipo de propuestas, bandas que, además, son carnaza de directo. ¿Quién no disfrutaría de un buen concierto de estas características con unas buenas cervezas en el cuerpo en un pequeño club, rodeado de enfermos mentales dando tumbos en un mosh? Grabado en los Moontower Studios con el gusano de Javi Bastard (elección más que obvia para una propuesta así) y con portada alucinante del cada vez más solicitado César Valladares, todo queda en familia y se vuelve a demostrar que un producto así, hecho con dos cojones y arropado por quienes controlan del asunto, siempre es garantía de calidad. Por cierto, no puedo dejar de hacer mención a la micro escena que se ha montado en los últimos años en Sabadell (que es de donde provienen INSULTERS) en cuanto a bandas, conciertos e historias de este estilo, curioso cuanto menos.

Lo dicho, si te va el rollo AUTOPSY, POSSESSED, HELLHAMMER consigue este plástico porque lo vas a gozar como un cochinete. Estos señores han sacado el disco de calidad y cojones que exige un estilo como el suyo."

www.themetalcircus.com/discos/we-are-the-plague/

****************************************************************************

"Puede que algún lector de MetalCry haya escuchado alguna de las demos “Skull Krushers” (2008) o “Black Vomit” (2009). O tal vez el split en casete con NOCTURNAL HELL o ese recopilatorio de 2011 titulado “Skull Krushers Festering In Black Vomit”. Yo mismo algo de ello tengo por casa, pero reconozco que muy perdida tenía la pista a estos cuatro catalanes que cambian un poco/mucho su estilo y graban en Moontower Studios de Barcelona (allí han pasado canciones de PRIMIGENIUM, AVULSED, NAKKIGA o ATARAXY) para un primer largo de notable, podrido, cavernoso y enfermo Death Metal añejo que no renuncia a guiños blackers y muchas rítmicas sacadas directamente de Thrash.

De sus comentadas grabaciones anteriores sólo rescatan la última “Burn the Chruch”, lógicamente re-grabándola, que como pega me suena en su inicio casi calcado al anterior “Children Of Judas”. Dos temas ante todo deathmetaleros, si bien el que más lleva esa onda Death Metal es el destacable “Midnight Worshippers”, dejando para “Curse The Sun For Rising” o “Lucifer Say Die” los riffs en rítmicas más Thrash Metal.

El aire más pesado con inmejorables melodías oscuras lo podemos escuchar “No Mercy In My Grave” que suenan claras gracias a una buena mezcla final, enganchando unos temas normalmente rápidos sin alardes virtuosos, arreglos complejos o solos técnicamente imposibles que en media hora ya se han acabado tras plasmar INSULTERS su visión demoniaca sobre unas composiciones que ofrecen sin duda más de lo mismo, pero con interés. Una visión del Death Metal primitivo, pesado, de finales de los ochenta y principios de los noventa y con un aire más desquiciado por las voces ligeramente blackers de Vomitor y las comentadas guitarras thrashers que si duda agradarán a quienes no busquen ningún tipo de evolución sonora.

Por cierto, yo comento un CD-r. La edición en CD la ha editado la americana Diabolus Productions (México), pero como en España sólo se ha editado en vinilo mediante Trabuc Records (Valencia) y Equinox Discos (Zaragoza) el grupo está moviendo el citado CD-r para la promoción. Por tanto no comento nada del artwork, siendo la portada creada por César Valladares (que también les hizo la portada del recopilatorio), ilustrador que recientemente ha trabajado con las leyendas ASPHYX, GRAVEYARD (los españoles cuyo guitarra Javi es el propietario de los Moontower Studios), DESECRATION o los conocidos en esta web ABORIORTH o MARTHYRIUM, de estos dos grupos hemos reseñados sus últimos trabajos. Podeis leer esas dos últimas reseñas y mirar las portadas en nuestro archivo."

www.metalcry.com/newspost/insulters-we-are-the-plague/

****************************************************************************

"Desde 2009 sinceramente no sabía nada de los catalanes INSULTERS quienes, aquel año, editaban su segunda maqueta “Black Vomit”, tras debutar un año antes con su demo “Skull Krushers”. Me perdí todo un 2011 cargado de “novedades”, y entrecomillo porque ese año no es que facturaran ningún otro trabajo maquetero, ni tampoco un primer larga duración, sino que editaban un split junto a NOCTURNAL HELL y un recopilatorio llamado “Skull Krushers Festering in Black Vomit”, una especie de compendio de sus dos demos iniciales.

Es ahora, cinco años después de su formación, cuando el grupo nos presenta su primer LP, de nombre “We Are The Plague”, un trabajo ya no grabado en el local de ensayo (como “Black Vomit”, último contacto personal con la banda), sino en los conocidos Moontower Estudios de Javi Bastard, quien ya masterizara aquella maqueta de hace años.

El sonido, sin perder un ápice de suciedad y conservando ese alma mugrienta de sus maquetas es, esta vez, mucho mejor que en el pasado. No hace perder ese cuerpo inmundo del sonido pretérito de la banda, pero ya suena mucho más profesional que en “Skull Krushers” (grabado en la propia habitación de B. Vomitor) y “Black Vomit”. Primer punto a favor de INSULTERS…

En lo estrictamente musical los de Sabadell siguen fieles a su filosofía, esto es, un estilo extremo aún por definir y etiquetar en la década de los 80’s y, que ahora, podríamos encuadrar dentro del thrash / black más inmundo e impuro. Simplificando las cosas, INSULTERS siguen bebiendo de los pioneros del metal extremo, como puedan ser HELLHAMMER o VENOM, algo que no sorprende cuando en sus trabajos maqueteros incluyeran versiones de POSSESSED y de los primeros CELTIC FROST. A nivel nacional pudieran estar emparentados con unos KÖRGULL THE EXTERMINATOR, estando quizás ya algo más lejos (aunque no tanto) de lo practicado por SKULLKRUSHER, los alemanes RUINS o los australianos ASSAULTER. CABRA NEGRA (COL) podría servir también de referencia aunque, no nos engañemos, lo mejor es mirar al pasado para situar la música de “We Are The Plague”.

Temas cortos (aunque son 11 el disco dura tan solo media hora), endiabladamente rápidos, el disco nos arrolla en una vertiginosidad envuelta en distorsión, crudeza y simplicidad. Creo que son tres términos para definir perfectamente “We Are The Plague”, cd en el que destacan las iniciales Dynamite the Mosque o el tema que da título al mismo, al igual que la regrabación de Burn The Church.

“We Are The Plague” se publicará en digipack gigante (7”) a través del sello alemán Unholy Prophecies y, además, Equinox Records distribuirá el álbum en formato casette, con poster de regalo. Formatos más que apetecibles para el seguidor de la banda, situado en el espectro de los gustos más old school y al que le gusta, como dice el propio grupo, el metal de toda la vida. O como nos decía B. Vomitor en una entrevista hace años: el “¡metal por la jodida vena!”. No se puede hablar más claro ni se puede definir mejor sin las malditas etiquetas y referencias…"

subterraneoheavy.com/webzine/archives/77247

****************************************************************************

"Para ponernos en situación, Insulters ya editaron las demos “Skull Krushers” (2008) y “Black Vomit” (2009), además de un split en casete con Nocturnal Hell y un recopilatorio en 2011. Lo que les ha valido para ir ofreciendo numerosos conciertos en este último lustro, menos de los que ellos querrían, sin duda, pero más de los que otros grupos han logrado contratar con LP en la calle.

Lo que lanzan en la actualidad con “We Are The Plague” tras una intro es un intenso death/black/thrash en el propio tema título y composiciones posteriores. Podría ser más concreto, pero Insulters digamos que no son precisos en sus influencias. Una masa de insultante sonido añejo que plasma el gusto de Insulters tanto por el thrash, como por el black y sin olvidar ese death metal de principios de los noventa, tan básico como depravado, si bien la primera banda en la que pensé tras escuchar los iniciales acordes fue Possessed, que me siguen pareciendo la influencia más perceptible de los catalanes.

B. Vomitor saca un registro más blacker que otra cosa a su voz y B. Devastator se preocupa por componer unos solos interesantes, que en medio de la distorsión logran quedar bien ensamblados. Una buena mezcla indefinida en estilo que resulta por momentos opresiva, muy intensa, recordándome así mismo a Autopsy y desgranando tema a tema sin un segundo de descanso y en apenas tres minutos cada uno, por eso el LP no llega ni a los treinta y dos minutos.

Rescatan de sus grabaciones anteriores un regrabado “Burn the Chruch”, que suena en su inicio casi calcado al anterior “Children Of Judas” y si “Curse The Sun For Rising” o “Lucifer Say Die” te pueden sonar más thrash metal por algunas rítmicas, “Midnight Worshippers” es más deathmetalero, sin pasar por alto el aire más pesado con inmejorables melodías oscuras de “No Mercy In My Grave” que suenan claras gracias a un buena mezcla final.

No perdería la cabeza alabando un disco como “We Are The Plague” sólo porque rescate el viejo sonido de los noventa que parece calar ahora más que hace una década o porque Insulters sean españoles. Tonterías aparte, estamos ante una media hora de caña añeja, notablemente grabada y mezclada en los Moontower Studios de Barcelona (allí han grabado Primigenium, Graveyard o Ataraxy) y muy recomendable para amantes de sonidos pasados.

La portada ha sido creada por César Valladares, ilustrador que recientemente ha trabajado con Aboriorth, Asphyx, Graveyard, Desecration o Marthyrium y que también les hizo la portada del recopilatorio."

www.metal4all.net/reviews/lanzamientos/14844-insulters-we-are-the-plague-review-critica-del-disco

****************************************************************************

"Spain has once again given birth to some hellish blackened thrash in the form of Insulters. Their debut full-length is grimy and raw and filled with savage riffs. The Intro is a slower builder of guitar shards and grunts that lets you know that all hell is about to break loose, and then on the title-track, it does! Dirty thrash riffs hit you like a fist to the face and you can hear shades of early Sodom and Motorhead in each chord. A brutally primitive beat and set of riffs just batters you until you are nothing but a mutilated corpse.
Blasphemic Vomitor's vocals are abrasive rasps that are similar to early Nocturnal Breed. A blackened tone takes over the second half of the song while midtempo thrashing mayhem erupts from all corners of the song. Dynamite The Mosque relentlessly hammers away with its snappy snares and shredding thrash riffs.
However, the following track, Decadence is a more bestial thrash entity as it hurtles forward at an infernal pace and you are sliced by sludgy, low-end thrash riffs and a menacing guitar solo. The tempo picks up and then a blasting set of beats saws through your skull. Curse The Sun For Rising has a more death metal feel to its main riff though the filthy thrashing violence is still present. A somewhat Slayer-esque groove settles in for some meaty butchery and then the speedier aggression resumes. The immediate blackness of Lucifer Say Die creates an intimate relationship between the listener and their animalistic nature. This track is completely inhuman in its sadistic black thrash assault. It reminds me a bit of Aura Noir, but I couldn't compare it directly to any of their music.
Midnight Worshippers kicks off with a rocking main riff that just blows the doors off your speakers before dropping into a deathly groove that chugs with brutal intensity. Insulter's debut first full album is an exercise in blackened mutilation. The riffs are raw and feral, and the songwriting is straightforward and primitive. They are direct and to the point with their no-frills blackened death/thrash attack. "

nocturnalcult.com/newcontents.htm

****************************************************************************

Zu dieser Scheibe gebe ich euch nur ein paar Eckdaten und alle, die auch nur ein wenig was mit Metal am Hut haben, werden sofort wissen, was die Stunde geschlagen hat. Ich sage nur: Thrashiges Riffing, erbarmungslos durchgezogenes Tempo, harsche, extrem fiese Vocals, relativ simple, aber treibende Drums, sägende Gitarren und dazu eine morbide, richtig dreckige Atmosphäre. Na? Na gut, noch ein paar Referenzen: Alte SODOM, VENOM, eine Prise MOTÖRHEAD und auch AURA NOIR mischen mit. Hier und da findet sich sogar eine Ecke CARPATHIAN FOREST wieder. Alles klar? Top.

INSULTERS aus Spanien zocken auf ihrem Debütalbum "We Are The Plague" extrem schwarz angehauchten Thrash Metal, bei dem einfach kein Kopf still bleiben kann. Die vier Mannen mit den wunderbaren Pseudonymen Blasphemic Vomitor (Vocals), Bourbon Devastator (Gitarre), Nuclear Cummer (Bass) und Clito Sodomzier (Drums) rumpeln sich (und das ist positiv gemeint!) gnadenlos durch die guten 30 Minuten der Scheibe und liefern so viele geile Riffs, Solis und Nackenbrecher, das einem fast schlecht werden kann.
Gleich auf dem ersten richtigen Track nach dem kurzen, bedrohlichen Intro geht es rasant nach vorne. Und was ist das erste, was man von den Vocals hört? Genau! Das gute alte "Rooooaar" gefolgt von dem markanten "Ugh!", welches Tom G. Warrior und Nattefrost so beliebt gemacht haben. Da geht einem sofort das Herz auf! Ein kleiner eingeschobener Groove-Part und dann walzt man wieder los. INSULTERS wissen offensichtlich ganz genau, was das Blackened Thrash Herz begehrt. Natürlich darf ein Refrain, der locker auch betrunken mitgegröhlt werden kann, nicht fehlen. Und schon hat man mit dem ersten Song des Albums gleich sowohl Aushängeschild wie auch Highlight gesetzt! Perfekter Song, das geht in dem Genre kaum geiler.

Und auch im weiteren Albumverlauf machen die Mannen von der iberischen Halbinsel nichts falsch. Das geile an INSULTERS ist, dass die Jungs einem nichts vormachen. Die Spanier scheißen auf übertriebene Spielereien an den Instrumenten und scheißen auf irgendwelche Bildungsaufträge. Hier gibt es von vorne bis hinten auf die Fresse, purer und einfach vollkommen reiner Metal. "We Are The Plague" ist wie eine Zeitreise in die 80er Jahre und besitzt mit seiner halben Stunde Spielzeit genau die richtige Länge, um nicht langweilig zu werden und einen direkt bei den Hörnern zu packen.

Was soll ich sonst noch zu der Scheibe schreiben? Das Cover ist richtig schick Old School und übertrieben geil. Wie die Musik halt. Eigentlich hätte ein Satz statt dieses ganzen Reviews gereicht: "Pure evil Metal, Fuckers!". Also hoch mit den Ärschen und kaufen, das Ding. Alles andere wäre eine riesige Schande!

Anspieltipps: Alles!! Und insbesondere "We Are The Plague", "Curse The Sun For Rising" (alleine der Name ist schon geil!) und das sehr coole und groovige "Children of Judas".
Fazit

Diese Scheibe genießt man am besten bei einem kräftigen Schluck Bier und mit vorgewärmter Nackenmuskulatur. INSULTERS aus Spanien liefern auf "We Are The Plague" feinsten Blackened Thrash Metal, wie ihn Bands wie SODOM und VENOM groß gemacht haben und AURA NOIR und CARPATHIAN FOREST auf ihre Weise ins heutige Zeitalter getragen haben. Diese Scheibe ist eine klare Empfehlung an alle alteingesessenen Thrasher und harte Stahlhodenträger. Denn Vorsicht: Das Teil ist nichts für Weicheier. Hier geht es von vorne bis hinten volles Brett zur Sache! 1000% Metal!"

www.reaperzine.de


****************************************************************************
"Think of anything you've ever drawn in your life; it could be some kind of fan art for SLAYER or MORBID ANGEL, a portrait for a teenage girlfriend or perhaps even a botched band logo. The point is, you had to learn, at some point, that in order to create the illusion of form or depth on a two-dimensional plane, you have to smudge a few lines. INSULTERS applies this very principle to their reverb-heavy, layered production on "We Are The Plague".
What I find so refreshing about this approach is its ability to dodge the meticulous taxonomy of extreme metal - a genre that is already so heavily fractured - and instead focus on the things that really matter, like, perhaps, the message and aesthetic of the music for starters. INSULTERS, much like some 2013 releases, notably, from POWER TRIP, take a fully post-modern approach at reflexivity. Perhaps what they say is true and we are simply inundated with information, styles and approaches that it's nearly impossible to create new music in a vacuum. They could be right, but I think this idea is often one that yields its own approach.

The production on "We Are The Plague" is beyond layered; the echoed vocals often multiplied during the chorus, the density of the bass and distortion of the guitars manages to escape classification. Is it Death Metal? Maybe. But that's missing the point. The attitude is multiplied, summoning elements of Hardcore and Thrash into a fractal-esque orgy of destruction. It is a paradoxical expression of the "wall of sound" except that certain elements make it razor sharp as the reverb strangely allows for blending without full disintegration.

This album builds on earlier releases, "Black Vomit" and "Spit On The Crucifix", in the sense that is has added more depth and refined the vocals and the Punk elements have grown up into much thrashier manifestations. 'Dynamite The Mosque' is an excellent example of this; the somewhat dissonant buzz that can be heard throughout the entire track is enough to remind of you of the good times where you would have been listening to a worn out cassette in some cold garage somewhere, except there's more to uncover. It's a privilege in this digital age to hear these layers. INSULTERS manages to reconcile the two eras seamlessly as a band who's keeping what's good about Death Metal and refining it, blending it and smudging it to bring new life to the sound and bring it back to life"
voicesfromthedarkside.de

credits

released June 1, 2013

tags

license

all rights reserved

about

TRABUC RECORDS hell, Michigan

Punk, Hardcore & (some) Metal record label and mailorder.
We released records, printed shirts & patches, drove bands, booked gigs & tours since 2003, and still going...
We have a webshop where you can find records, books, zines and shirts.
... more

contact / help

Contact TRABUC RECORDS

Streaming and
Download help